El BLOG de Benito Caetano

Comunicación, asuntos públicos y otras emergencias...

Etiqueta: centenario de la circunnavegacion

El reto de saber aprovechar el V Centenario de la Primera Vuelta al Mundo desde #Sevilla

Dentro de un par de años se cumplirán los 500 desde que partió de Sevilla la expedición que verificó, entre otras cosas, que la Tierra es redonda, sus recursos son finitos y hay una sola especie humana que la gobierna en todo el orbe: la expedición Magallanes-Elcano tuvo ante sí, de manera empírica, la primera visión global del mundo en que vivimos.

No es un asunto doméstico: es global. Entre 2019 y 2022 España conmemorará esa trascendente hazaña y, para ello, en los últimos meses, se ha puesto en marcha la máquina del Estado, creando una comisión nacional para el caso e iniciando la creación de comisiones ministeriales específicas, introduciendo beneficios fiscales ya en los presupuestos de 2017 y encargando a sus distintos departamentos la planificación de acciones al respecto. Podría parecer demasiado tarde, pero no lo es. Todavía…

En Sevilla, ya en 2007, la sociedad civil se movió para proponer un modelo de conmemoración que, yendo más allá de la justa memoria, sea capaz de producir verdaderas oportunidades de desarrollo y proyección para nuestra tierra y sus gentes. Con esta ciudad liderando la efeméride de la que fue protagonista principal.

Así nació la Iniciativa Ciudadana Sevilla 2019-2022, con la misión de provocar el escenario en el que reunir y promover el trabajo conjunto y en red de todas las partes interesadas. Un ejercicio de innovación social, pilotado por la Fundación Civiliter, en el que se lleva 10 años trabajando por una conmemoración que trascienda del papel y los acontecimientos festivos, que suponga un verdadero posicionamiento en lo global y una oportunidad de progreso y generación de riqueza. La sociedad civil desarrollando ideas, propuestas… persiguiendo una conmemoración global, humanista, positiva. Y, sobre todo, rentable en todos los aspectos posibles. Con poco respaldo tangible por parte de las autoridades locales y regionales que, hasta ahora, no parecen muy interesadas ni operativas con el acontecimiento…

Sin embargo el momento sigue siendo inmejorable. El mundo se está “psicoanalizando”: todos los escenarios de futuro se colocan en la franja 2020-2030. Es una época de cambios: una oportunidad -aún aprovechable si nos ponemos realmente a ello- para colocarnos en el discurso internacional, en la sociedad futura que ya va siendo presente.

La Tierra y la humanidad que la habita necesitan, en estos tiempos, de esfuerzos que faciliten la universalización del conocimiento y de las opciones, a la par que necesita el despertar de una nueva conciencia, ya avistada por algunos, que entienda nuestro mundo, y sus posibles extensiones hacia el espacio, como algo vivo, sensible y trascendente. Hay miles de posibles proyectos que desarrollar, miles de preguntas que hacerse, miles de necesidades que cubrir. Y Sevilla, como origen y final de aquella trascendente epopeya, puede ser el escenario, el símbolo que visualice todo ese proceso global.

Sólo quedan dos años para la gran prueba. No es mucho tiempo pero no hay que desesperar. En menos tiempo, entre 1517 y 1519, Magallanes consiguió el apoyo de la Corona en el siglo XVI, reunió la financiación necesaria y montó la armada que habría de llevar a cabo esta gesta histórica, global y esencial para comprender el mundo que vino después y hasta hoy.

Aún podemos hacer cosas, muchas, las que nos propongamos seria y eficientemente: todas. Menos perder el tiempo…

El peligro no está en las redes sociales, sino en la falta de un plan y en una gestión deficiente

Se de muchas empresas que llegaron a este asunto de las redes y los medios sociales porque creyeron que la oportunidad de hacerlo era una cuestión moderna, de ser estos tiempos, y crearon sus perfiles y esas cosas sin saber realmente como contribuía eso a su proyecto y sin haberse pensado un plan previamente.  Naturalmente tampoco previeron la posibilidad de encontrarse con problemas, que habría que resolver en medios pocos conocidos y vertiginosamente cambiantes…

Alguna que conozco, chocó. Mas de una. Hubo quien, sin visión, cerró todas sus cuentas y cortó estas eficientes vías de comunicación, ignorando tal vez que tarde o temprano tendrán que estar ahí y que entonces deberán recorrer de nuevo un camino que ya podrían tener convenientemente dominado. Y todo por una crítica enconada, una acción de su entorno contra alguna práctica poco defendible, una protesta de algún cliente que se extendió por su mala gestión, una campaña en contra promovida sibilinamente por la competencia…  que no supieron gestionar y volverlo en su favor.

La cuestión, mil veces dicha, es que a las redes y medios sociales como decía Vicente Fernández en su ranchera, no hay que llegar primero sino hay que saber llegar.  Saber llegar quiere decir en este caso hacerlo de la mano de profesionales y con planes trazados adecuadamente; planes que naturalmente, incluirán sistemas de monitorización de resultados y evaluación.

Pero, una vez que se está allí… ¿que se hace cuando se te tuercen las cosas?.  Nada por su cuenta y lo lógico como empresario o directivo de una organización: Acudir a una empresa de comunicación solvente, que le genere confianza y hable su idioma. Por ejemplo SVQ. Pero, insisto, salvo darse prisa en contactar con expertos y poner en sus manos el caso, nada más.  El asunto puede ser tan peliagudo y trascendente que merece la atención más capaz y experimentada.

Para hacerse una idea del proceso que generan de hecho las interacciones en los nuevos medios, comparto una infografía de la US Air Force (United States Air Force Web Posting Response Assessment), que ha sido versionada en castellano por la admirable Rosaura Ochoa:

Les recomiendo una lectura detenida del cuadro anterior, seguro como estoy que les llevará a considerar seriamente la necesidad de contar con el apoyo profesional que les vengo recomendando.  Fíjense de dónde procede, nada más y nada menos…

Por cierto, si quieren acceder al plan original, en inglés, del United States Air Force Web Posting Response Assessment, sólo tienen que pinchar aquí.

 

Escenario 2020: así irá el mercado global y así valorarán las cosas los clientes

Tomen nota. Les doy seis pinceladas fundamentales del que será el escenario del mercado y del consumo para 2020 y los años siguientes, según un estudio delphi que ha llevado a cabo el grupo Deutsche Post-DHL, con la colaboración de casi un millar de expertos de primer nivel global, inlcuyendo teóricos, gente de la universidad y altos directivos de grandes compañías de todo el mundo. De lo más representativo, lo aseguro. Tomen nota, porque esto no es una tendencia, que ya se ve…
La economía mundial crece
· El cambio climático se convertirá en el gran tema y desatará una “revolución verde” en productos y servicios. La producción de energía sostenible está en el umbral de un gran avance.
· La brecha entre ricos y pobres se espera que siga creciendo. Debemos actuar con decisión para contrarrestar esta situación.
· China será el ganador indiscutible del crecimiento económico y se unirá a las filas de los líderes tecnológicos del mundo.
Nuevas necesidades, expectativas, comportamientos del “nuevo” cliente
· Internet va a transformar las expectativas del cliente y su comportamiento de todo el mundo. La atención se centrará en la individualización, la transparencia, la disponibilidad y velocidad.
· La amigabilidad con el ambiente y el consumo consciente determinará cada vez más el comportamiento de compra. Conveniencia, la comodidad y simplicidad serán los requisitos básicos.
· La comunicación de persona a persona seguirá siendo una prioridad.

Escueto pero denso. Para meditar palabra a palabra.

El estudio, que se terminó a principios del verano pasado, ya está publicado. Se titula, con un sentido muy lógico, por el sector de sus promotores, “Delivering Tomorrow – Customer Needs in 2020 and Beyond” y pueden bajárselo aquí, en inglés.

Sevilla 2019-2022

Transcribo a continuación una tribuna que me publicó Diario de Sevilla, en la que propongo liderar desde Sevilla el quinto centenario de la primera circunnavegación de la Tierra. Por si a alguien le interesa la causa.

Si, ya se que puede parecer un asunto inapropiado para este blog, stricto sensu. Pero ¿acaso la propuesta de convertir Sevilla en el centro de varios acontecimientos globales entre 2019 y 2022 no tiene que ver con la comunicación, con el marketing territorial, con la gestión de marca, con la reputación…?. Pues yo pienso que básicamente es eso.

Logo color

SEVILLA 2019-2002

QUEDAN diez años justos para el quinto centenario del mayor de los hechos históricos de alcance mundial que hayan tenido a Sevilla como protagonista: la primera circunnavegacion de la Tierra, aquella empresa que se inició el 10 de agosto de 1519 y que demostró que la Tierra era redonda, como se dice en los manuales de historia, pero que también demostró que era finita y abarcable.

La expedición, con su exitosa pero accidentada conclusión en 1522, se convirtió en un símbolo del afán de hombre por llegar mas allá, generó numerosos hitos en todo el mundo y abrió múltiples líneas de trabajo -como hoy se diría- que fueron creciendo según avanzaba aquel proceso que acababa de iniciarse con la gesta sevillana y que bien podríamos tratar como la primera globalización.

A diez años de cumplirse los quinientos de aquellos días, en muchos lugares de la Tierra están dispuestos a conmemorar puntualmente su significado. Y ya no sólo desde los estados, como fue en el 92, sino desde las marcas y las corporaciones, desde las redes y los proyectos, desde los generadores de valor… hasta desde la religión. No hay tantos símbolos globales, ni con tantas vertientes, de esa envergadura.

Pero es Sevilla la que puede y debe liderar la conmemoración global de la primera circunnavegación de la Tierra. Tiene la razón histórica para proponérselo y tiene la necesidad de cambiar de plano en su devenir: Sevilla puede reclamar su protagonismo absoluto en la hazaña, que nadie le negará, y debe aprovecharlo para volver a llegar más allá, para quitarse las legañas del sueño histórico que la mantiene adormecida, para empezar a comprenderse y a actuar, de una vez, dentro del nuevo mundo, redondo y finito, que vivimos en el siglo XXI y de sus nuevas reglas del juego.

Hay que empezar a trabajar ya. Esa conmemoración debe iniciarse en 2019 y extenderse hasta 2022 porque, creo, lo importante no sólo es el momento histórico de la salida de las naves o de la llegada de los pocos supervivientes de la expedición, como se ha venido teniendo en cuenta hasta ahora, sino el afán, la lucha por una idea, la capacidad de poner en marcha un proyecto nuevo, con incalculables resultados; la reflexión sobre cada uno de los aspectos de la empresa, ese espíritu emprendedor que simboliza.

Desde aquel 10 de agosto de 1519, desde la primera milla de aquella expedición, desde las aguas el Guadalquivir, los océanos se empezaron a convertir en las autopistas de la información de la época. En 1522 se cerró la red. Hoy las autopistas de la información son otras, basadas en la navegación a través de los datos y no de los mares, con telecomunicaciones y no con barcos; ahora, lo que se mueve es la información y no necesariamente las personas en su busca. Pero la similitud entre ambos sistemas no es casual, ni pasa desapercibida al mundo. El espíritu de aquellos pioneros del XVI, su simbología, está más que presente en los retos de hoy, cuando se nombra Magellan a uno de los primeros buscadores de Internet, a uno de los más populares GPS, a un sistema de grandes telescopios o a algunas misiones espaciales con las que el hombre pretende conocer el universo en el que vive… Más aún, algunos piensan que el discurso histórico iniciado en 1519, atravesando todas las vicisitudes de estos siglos que ahora quedan atrás, no ha concluido y que hoy aún se está completando aquella globalización iniciada en 1519. Es verosímil.

Lo que sí pensamos muchos es que la Tierra y la humanidad que la habita necesitan, en estos tiempos, de esfuerzos que faciliten la universalización del conocimiento y de las opciones, a la par que necesita el despertar de una nueva conciencia, ya avistada para algunos, que entienda nuestro mundo y sus posibles extensiones hacia el espacio como algo vivo, sensible y trascendente.

Sevilla fue el origen y el final de aquella epopeya, el centro geográfico, estratégico y político de la primera visión global de la Tierra. Sevilla, ahora, cinco siglos después, debe ser la que proponga a los pueblos de la Tierra un nuevo concepto de circunnavegación: esta vez en torno al hombre del siglo XXI y su mundo, el que crea y el que destruye continuamente. Una nueva expedición global, una navegación por los mares de las personas, que siga una ruta en busca de una nueva manera de entender nuestro pasado, abriendo el camino que hemos de emprender hacia el futuro, haciéndolo esta vez en común con todos los que habitan el planeta, a todos, con todos los pueblos como iguales. Se trata de articular desde Sevilla un ejercicio global de reflexión en torno al progreso del hombre, a sus valores y sus culturas, a sus civilizaciones, a la comunicación entre los pueblos y las personas, sus diferencias y similitudes; en torno a la geopolítica que ha construido, al medio en el que se desenvuelve. En torno a su futuro común, en paz y entendimiento.

Queremos pensar en la conmemoración del quinto centenario de la primera circunnavegación de la Tierra, entre 2019 y 2022, como una gran programa de acciones y acontecimientos, un gran paraguas que acoja un debate global sobre el ser humano y el planeta que habita y el universo que conoce o intuye, en toda su dimensión, en todos los aspectos que nuestros tiempos consideran, frente a todos los problemas que padecemos o que podamos anticipar y hacia todas las oportunidades que podamos imaginar. Ideado, proyectado y liderado desde Sevilla.