La International Society for Human Rigths ha puesto en circulación esta campaña, con la que -es evidente, el trabajo es bueno- quieren poner en valor la importancia de la acción ciudadana a través de las redes y los social media contra los totalitarismos.  La campaña, que sale de la mano de Simon Oppmann y Peter Roemmelt, en Frankfurt, se titula genéricamente ‘Scared leaders’.

Por el momento se centran en tres de estos líderes, no sabemos si añadirán más, de los muchos que hay que no respetan los derechos humanos en toda su plenitud…