Esta es una campaña belga, desarrollada en los centros comerciales, usando el modesto y ‘anticuado’ servicio de megafonía. Y la inteligencia.  El cliente es alguien que, además de ser también inteligente -requisito imprescindible para una buena campaña-,  presta servicios de asesoramiento para mejor educar a los hijos.  Brillante.

[youtube]http://www.youtube.com/watch?v=P7wJ35uuHAA[/youtube]