Contextualizo: Este es un corte de una película de entretenimiento basada en un video juego: Assassin’s Creed.  No creo equivocarme si digo que es una película para adolescentes.

En teoría hubiera bastado con cierto misterio, algo de exotismo y una acción atrayente…  Pero hasta en este tipo de soporte se nos dan claves para que entendamos en qué mundo nos movemos y, por deducción, cuánta estupidez podemos alcanzar como masa, individuo a individua.

Os animo a que veáis el corte -poco más de 1 minuto- y que le deis una pensadita.  Quizás lo único irreal sea esa organización que está por encima del mundo, sólo quizás…

Y si queréis lo comentamos.