Transmite aplomo. Camina erguido, con los hombros rectos, se muestra sereno, pero no engreído ni orgulloso, intercala de vez en cuando una sonrisa amplia y franca, y cuando hay atril pone las manos a ambos lados del mismo mostrando seguridad.Domina la voz. Trabaja bien la entonación, jugando con el volumen, el ritmo y la modulación. Eleva el tono cuando quiere enfatizar algo y lo baja para mostrar desaprobación.Gesticula mientras habla con ademanes suaves, pero firmes, y a veces refrenda sus palabras con signos imaginarios: como hacer que llama a la puerta o que escribe en el aire o para detener imaginariamente una idea. Su insistencia en ponerse la mano en el corazón en los momentos clave, confiere sinceridad a sus palabras.Mira a los ojos. Siempre que acude al estrado lo hace aplaudiendo a su audiencia y cuando se dirige a ella va oscilando lentamente de izquierda a derecha, con ello transmite respeto hacia sus oyentes y que les habla a ellos, por eso quiere mirarlos uno a uno, como si les mirase a los ojos.

Sourced through Scoop.it from: www.emprendedores.es

Este artículo de Emprendedores, dirigido a quienes lideran un proyecto empresarial tiene también una interesante lectura para políticos y responsables públicos.  La receta no es difícil, solo es eficiente y sensata: cumplirla es realtivamente sencillo.

 

Lo único que hace falta es tomarse en serio el trabajo y estudiar cada día, como quien toca el violonchelo o el piano, para que tus notas y tus acordes se correspondan con la partitura que quieres interpretar…

See on Scoop.itComunicación inteligente