Mañana jueves participaré en la Pecha Kucha Night de Sevilla.  Iré como director de SVQ a presentar uno de los proyectos más hermosos en los que me he metido hasta hoy: apoyar la iniciativa ciudadana que pretende que Sevilla lidere las conmemoraciones globales de los 500 años de la primera vuelta al mundo, la de Magallanes-Elcano entre 1519 y 1522.  Esta iniciativa 2019-2022 no se conforma sencillamente con una celebración al uso, una expo de esas que tenemos por costumbre en estas regiones del planeta, sino que busca -y así lo dice en su manifiesto fundacional- que en vez de cohetes, fanfarrias y operaciones urbanas, se esfuerce la ciudad en proponer y pilotar un foro mundial en el que los hombres hablen de los hombres, de su tiempo, del planeta, de la paz, de la cultura…

Una preciosa idea, de la que ya les he hablado hace un mes, díficil y hasta imposible… hoy por hoy y aquí.  Pero… ¡ya veremos!.

El proyecto lo lidera hasta la fecha la asociación Civiliter, a la que SVQ apoya desde su creación, en un ejercicio que entendemos más alla de la RSE o RSC, tan orientados hoy al marketing de valores, y bastante cerca del compromiso social que, a nuestro juicio, deben tener las empresas.

pechakucha2009bc

Será en el Rectorado de la Universidad de Sevilla, en la clausura de sus ciclos culturales de verano. 17 de septiembre de 2009, a eso de las diez de la noche.

La teoría y la dinámica de la Pecha Kucha se entiende aquí.  Detrás están la energía y el talento del arquitecto Francisco Javier Martínez Navarro y de su gente, a quien debo agradecer que me invitaran a la escena…