Un símbolo es un signo, una imágen básica, que establece una relación de identidad con una realidad, generalmente abstracta, a la que evoca o representa.   Cuando los símbolos se corresponden con figuras directamente asimilables con animales, plantas y otros elementos de esa realidad, se produce un trasvase de significados.  Independientemente de la intención primera de quien elevó tal o cual imágen básica a la categoría de símbolo, el mismo se interpreta acepcionalmente con esos otros significados que provienen de los contextos originales de la imagen simbolizada.

O sea, que si tu tomas un olivo cómo símbolo o un pez o una chimenea con humo, aquello que tu pretendes simbolizar se asociará también -ojo, también- a la casualidad semántica propia del olivo, del pez o de la chimenea con humo.  Y eso es lo que viene pasando con la gaviota del PP…  que ahora quieren confundir con un charrán para evitar la asociación con  la basura que tan habitualmente conforma el hábitat de las poblaciones urbanas de las gaviotas.

– ¡Valiente tontería!, dirán ustedes.

Y sí, lo es; pero ilustrativa y muy entretenida. Vayamos al grano…

Esta es la evolución de logo conservador. Observen la silueta de las gaviotas:

Y estas son siluetas de gaviotas reales:

Como habrán observado, la gaviota que anda por los vertederos tiene la cola cortita, como la silueta del símbolo de Partido Popular que, para más inri, se la recorta aún más en la evolución más reciente de su logo.

Sin embargo el charrán que ahora reivindican, porque principalmente no es asociable a la porquería porque no anda con la basura, tiene una colita más pizpireta y más larga:

De lo que podemos deducir que, si en el terreno simbólico hubieran pensado siempre en un charrán, habrían destacado su larga y distintiva colita, en forma de V, y no, precisamente, la habrían recortado hasta hacerla desaparecer.

Y también deducimos que cuando en los estatutos del Partido Popular se dice literalmente que su logotipo, retocado recientemente, “está formado por las siglas de la formación coronadas con una gaviota perfilada, conjunto enmarcado por un círculo, todo en color azul”, no es porque el redactor se confundiera en su día, como tambíen andan diciendo por ahí.

Más, porque según se dice en los estatutos anteriores del partido: “Las siglas del Partido Popular son PP y su logotipo está integrado por las palabras ‘Partido Popular’ cobijadas bajo un símbolo que representa una gaviota con las alas desplegadas” (Disposicíón general 3 del Estatuto del PP de 2008).

 

Corolario: Si el PP no quiere que en su logo haya una gaviota, porque ésta se asocia a la basura y la basura a la corrupción, lo que tiene que hacer es quitar el pájaro de enmedio y dejar de enredarse en tramas florentinas .

 

PD.- Cómo este es un blog de comunicación y esas cosas, no entraré en valorar la existencia de otro tipo de pájaros -esta vez figuradamente- que también influyen y mucho en la imagen de esta organización.