En estos tiempos todo el mundo de nuestro gremio habla de marketing de contenidos, de estrategia de contenidos…es el tema de moda, el corazón de la bestia.

Y estos días, también de la navidad. Buena oportunidad la que nos ofrece este binomio: Ninguna época del año concentra más campañas y con más recursos que ésta, cuando se sabe (o se espera) que la peña se gastará lo ingastable…

Así, ya nos estamos encontrando con las escenas de siempre, esas tan familiares, que añoramos y deseamos que se repitan como un indicador de que todo va bien… y también con algunas de esas marcas con cuyos anuncios hemos crecido tantos.

Como Freixenet…

[youtube]http://youtu.be/OifTSWy5TgU[/youtube]

Y es que Freixenet es una firma que lleva 100 años en el tajo y 35 con una campaña que, como dice mi amigo de @comicpublicidad, es problablemente de las más largas de la historia de la publicidad: la de las burbujas.

La cuestión sobre la que pienso estos días es si el contenido con que se vende hoy dia Freixenet es el simbólico de sus spots, es el de los famosos y famosísismos que han protagonizados sus anuncios, es el de las anónimas y brillantes burbujas, es el del efecto de poso que nos tiene dejado su larga campaña o… empieza a ser el de la narrativa de su propia intrahistoria publicitaria.  Y no me refiero al efecto multiplicador que la notoriedad les da y que saca sus campaña de su ámbito natural para convertirlas en noticia y contenido no publicitario de otros medios. Hablo de que, gracias a su estrategia a largo, ya se mueve en un plano en el que no hay que hablar ni siquiera de cavas, sino de marca.  Más aún: Hablo de una estrategia basada en la vida que existe tras la marca…

Es como CocaCola… ¿quien usa las cualidades o las características del producto para venderlo?…¡Coca Cola habla de la felicidad!

Pues fíjense que este año, las burbujas tienen nombres y apellidos, tienen circunstancias y tienen historia…

[youtube]http://youtu.be/KvJfxXn5BS8[/youtube]

Quizás todo vaya ahora por ahí.  Y no sólo en esas grandes marcas tan notables; quizás podamos aprender algo para escalas menores, para empresas pequeñas y medianas y marcas de nuestro entorno.

Voy a darle una pensada más larga y ya hablaremos tras las fiestas.

Entre tanto, si quieren repasar la historia de la adaptable pero fiel campaña de Freixenet, pueden empezar con el anuncio de 1977, el primero, con Liza Minelli…

[youtube]http://youtu.be/IOUtigaSP4k[/youtube]

Por cierto, quiero dejar constancia de la espontaneidad de este artículo: Ni mi blog ni yo mismo tenemos nada que ver con la marca en cuestión.

Es más, puestos a brindar, yo siempre preferiré un Bollinger… o un cava andaluz, como el Barranco Oscuro Brut Nature que creó mi amigo Manolo Valenzuela en la Contraviesa.

·