Tenía esto anotado en mi cuaderno (keep) y, sin recordar de donde lo saqué, me permito compartirlo, porque me parece interesante y porque demuestra que la seudocultura de la culpa y la penalización del fracaso son una solemne estupidez que impiden el progreso real de las cosas.  “Lo hice. Fracasé, pero lo hice y ahora estoy mejor preparado”, que dicen los americanos (del norte)…

descarga

“El co-fundador de la red social de microblogging más popular a nivel mundial, Twitter, Evan Henshaw- Plath, compartió sus experiencias y ofreció una charla la semana pasada a los trabajadores de un bufete de abogados.  En la conversación que mantuvo Henshaw-Plath con los jóvenes abogados, muy interesados en lo que el co-creador de la red social tenía que contar, les habló del nacimiento de la red social, de cómo Twitter fue el resultado del fracaso de odeo.com, un proyecto qu e consistía en la creación de una emisora de radio por internet.

En palabras de Evan Henshaw-Plath “el proyecto fracasó, pero aún así, teníamos un buen equipo de trabajo y unos inversores muy importantes. Faltaba la idea. Teníamos el equipo perfecto, pero después del fracaso, no teníamos ni idea de qué hacer.”

El co-fundador de la red social de los ciento cuarenta caracteres también explicó que en principio Twitter se probó con círculos cerrados, y, cuando el microblogging se extendió tan rápidamente, vieron el alcance y todas las posibilidades que podría tener esta nueva vía de comunicación. Evan afirmó que Twitter surgió como una plataforma social, y que lo importante a la hora de innovar es no tener miedo al error, creando algo atractivo para el público”.

Para ir aprendiendo…

 

PS.- Si alguien me dice de donde viene este texto, anoto su autoría.