Les advierto: Aunque en este artículo hablo de una empresa africana en un pais americano, en realidad pretendo establecer una pequeña referencia en el paradigma de las operaciones internacionales de las compañías andaluzas, en este caso compañías relacionadas con la ingeniería y la energía y en Latinoamérica. La conclusión, que les propongo de antemano, es la conveniencia de contar con un asesoramniento experto y adecuado en comunicación corporativa como acompañamiento a sus operaciones.  Como verán, no vale sólo con tener contactos en las alturas o gastar dinero en publicidad: hay que tener los piés en el suelo y conocer ese suelo que se pisa. Les cuento…

800px-Flag_of_the_Mapuches.svg

“Patrimonio cultural mapuche afectado por proyecto energético Parque Eólico Cuel”

Una compañía sudafricana, con el representativo nombre de “Mainstream Renewable Power”, está construyendo un parque eólico en Chile, concretamente en el lugar llamado Cuel, a quince kilómetros de Los Angeles, en el Bío Bío.  Chile tiene ciertas deficiencias de generación energética que debe resolver y el camino renovable es perfecto. De otro lado, la compañía sudafricana sabe lo que tiene técnicamente entre manos: tiene experiencia, usa grandes palabras para hablar de la importancia de las renovables, que nadie a estas alturas duda, y ofrece una gran cantidad de información en su página web, inlcuidos muchos comunicados de prensa en diferentes idiomas.  Véanlo aquí.

¿Todo bien?… ¡Pues no!…

¿Lo han leído y… lo han entendido?.  ¿Han visto eso de “Las compañías globales de viento parecen establecer 7000000000 cadena de suministro en la región central de Irlanda EURO” (sic) o eso otro de “Mainstream Renewable Power patrocina búsqueda irlandés para el mundo Passage Ártico primero” (sic)…?  ¿Es falta de profesionalidad o desprecio a la cultura y el idioma del pais en el que operan?  Piensen que en el Parque Cuel se invierten 75 millones de dólares, cantidad que debe dejar margen para el el pequeñísimo coste que necesitaría un tratamiento adecuado de la cuestión.

En SVQ esto lo interpretamos sencillamente como un problema de comunicación; porque uno de los papeles esenciales de la comunicación, de sus responsables en la empresa, es, a nuestro entender, proporcionar inteligencia social para la toma de decisiones.

La evidente falta de inteligencia social de Mainstream Renewable Power y de su filial chile, Andes Mainstream SpA, no sólo les lleva a usar traducciones automáticas de risa en su web sino que, con el mismo descuido o desprecio por la cultura local chilena, asunto mucho más serios, les puede acabar llevando a un conflicto cuyas consecuencias son imprevisibles: Está montando su parque sobre un terreno vinculado a la cultura mapuche en el que, sin haber sido excavado aún adecuadamente, existen restos arqueológicos que pueden ser relevantes.

20080605klphishch_8_Ies_SCO

El movimiento ciudadano ya se ha activado, tras algún tiempo recabando información de fuentes oficiales y llevando a cabo gestiones de perfil bajo, han salido a la palestra:

“No estamos contra el proyecto Parque Eólico Cuel, pero exigimos respeto a los hallazgos arqueológicos. Queremos por ello preservar estas manifestaciones de la cultura mapuche que seguramente se dan en otros lugares, generando museos de sitio sin perturbar lo existente, que para los mapuches es tierra sagrada.  Con el objeto de reparar este olvido inexcusable, pero inminente, al patrimonio cultural de la región y del país, solicitamos al Consejo de Monumentos Nacionales que se proteja el lugar y que se asesore a la empresa con una supervisión en las obras de construcción del parque, para que se resguarden los restos que puedan ser encontrados”.

Chile cuenta con una sociedad civil generalmente pasiva, como la española, pero con algunos grupos ciudadanos muy activos, muy bien organizados, que trabajan concienzudamente, y con leyes ya estables sobre transparencia, información pública, etc. que facilitan el necesario papael que dicha sociedad civil debe ejercer en un democracia.

Si, claro, en la empresa eólica cuentan con todos los papeles en regla y con el pertinente informe medioambiental. Pero ¿de que sirve todo eso si levanta un movimiento social en su contra? ¿Qué costes podría tener para ellos hacer frente a un conflicto?

Lo bueno del caso es que Mainstream Renewable Power todavía está a tiempo de enmendar. La actitud de la ciudadanía dispuesta a preservar su patrimonio, independientemente de la magintud e importancia del mismo,  es aún positiva y admite correcciones. El gobierno chileno las hará, no quepa la menor duda, porque sabe como es el juego de los equilibrios y cual es el precio que puede haber que pagar por estas cosas cuando se disparan.

Pero ¿y la empresa?…  En la mesa de su CEO está hoy mismo la decisión: se asesoran y actúan con esa inteligencia social a la que aludo o siguen fondeados en su torpeza.   Si no lo hacen ahora, que pueden como digo, para la próxima a lo mejor ya han caído, eso sí: bruscamente, en la cuenta de que necesitan que alguien se ocupe de su comunicación corporativa con seriedad.  Y más en un país que no es el suyo.

Si quieren acercarse más al caso, les recomiendo la lectura de los documentos (enlaces) relacionados con la publicación del Centro de Investigación Periodística de Chile, que ya está en el ajo…

Lo que me pregunto es si el lobby español de empresas relacionadas con la energía en Chile, en el que hay algunas andaluzas, tiene resueltas ya estas cosas.  Apuesto a que no, pero tambíen estamos a tiempo: SVQ es socio de PRLatina y operamos en Santiago como en el resto de Latam…