Les voy a mostrar los anuncios insertados en un periódico español de hace unos días, todos los anuncios, salvo los de autopromoción, porque les quiero llamar la atención sobre uno de ellos.

Son estos:

01

02

03

04

05

06

07

08

09

10

Vale. Estos son los anuncios normales, para entendernos. Unos son mejores que otros, más o menos creativos. El de Marsans, como suelen hacer las agencias de viajes, ofrece una especie de folleto de ofertas, aunque busque promocionar su web: no es muy bueno, la verdad, pero allá su dueño con ello y con su crisis empresarial. El de El Corte Inglés pasa: esa es su estética y su técnica en ausntos de ofertas.

Pero yo quiero llamarles la atención sobre este que sigue. Es un anuncio del Gobierno de España que, al parecer, tiene entendido que es así como se cuenta a la gente de qué va el nuevo DNI y así es como se les impulsa a una decisión y una acción de compra para el mismo…

20

Me da la impresión de que pocos en el Gobierno tienen interés por la comunicación bien llevada, por cuidar sus modos y sus efectos.  Luego lo sufren, bien es cierto; pero a la hora de contratar echo de menos criterios profesionales y puntos de partida apropiados para estos tiempos y sus condicionantes.  No se en qué esta pensado la Administración…

Tal vez es, sencillamente, que haya decidido dirigirse sólamente a un determinado sector del público como hace el anuncio siguiente -que también se insertó en el mismo número del diario en cuestión- y yo no lo haya captado…

21

En fin, comprendan mi ironía: No me resulta fácil resistirme.  Pero lo mejor es que comparen ustedes y lleguen a sus propias conclusiones. Y si quieren me las cuentan…