El BLOG de Benito Caetano

Comunicación, asuntos públicos y otras emergencias...

El Test de Rorschach, el cartel de los belenistas y esa cierta parte de la sociedad #sevillana…

Todo el mundo habéis oído hablar del test de Rorschach y lo habéis visto, si no personalmente, seguro de que si en películas y series.

¿Lo reconocéis?. El test de Rorschach es una técnica de diagnóstico utilizada por psicólogos, psicoanalistas y terapeutas. Su aplicación sirve para evaluar la personalidad… vamos: para descubrir o constatar cómo funciona el coco -disculpen el vulgarismo- de una persona.

El terapeuta o analista te va enseñando láminas como la de arriba y tu le vas diciendo lo que ves en ellas. Como son bastante abstractas, lo que cuentas que ves viene a ser una producción de ti mismo: de tus fobias, de tus miedos… de tus deseos.

Y aquí quería llegar yo, que lo primero que he pensado cuando he conocido la polémica sobre el cartel de los belenistas sevillanos es que éste, con su arcángel y su Giralda y su azucena o lo que sea que sea que retrata, ha venido a actuar en ciertos sectores de la sociedad sevillana como una lámina de un curioso test de Rorschach particular y que, al ver la imagen, cada quien ha sacado a relucir sus fantasmas, sus obsesiones y sus otras negruras… o sus deseos.

Este es el objeto detonante…

El otro día en la serie “La que se avecina” hicieron un gag en el que presentaron a uno de los personajes una de las láminas reales del test de Rorschach y Vicente, que era el tal, respondió inmediatamente: “Yo ahí veo un fuera de juego clarísimo”…

Y en el dichoso cartel -que por cierto no es ni menos ni más bueno que los de años anteriores-, muchos han visto lo que públicamente y hasta con aspavientos y escándalo han dicho que han visto.

¿Lo pillamos?

Si queréis me explico más…

Magallanes, #Sevilla y el XII Centenario de la Primera Vuelta al Mundo: cuestión de entenderlo

Vas al cine en #Sevilla, en la misma Sevilla en la que tanto trabajo está costando que se comprenda la enorme importancia de la Primera Vuelta al Mundo, de Fernando de Magallanes en la historia trascendente del mundo, del V Centenario en 2019 de aquellos hechos que cambiaron nuestra historia global para siempre…

Vas al cine en Sevilla a ver una peli de ciencia ficción, de enorme presupuesto, una peli de Luc Besson que se llama “Valerian y la ciudad de los mil planetas”: todo un espectáculo, una superproducción que aconsejo para disfrutar…

Vas al cine en Sevilla, te sientas en tu butaca, con tu refresco y tus palomitas; se apaga la luz, pasan los anuncios, comienza al fin la película…

Y te encuentras con esto:

 

Y piensas, apesadumbrado, que aquí no acabamos por enterarnos, que pasamos hasta de nuestras propias fortalezas, que tenemos una cultureta endeble y medio ciega…

¡Con la de provecho que le podría sacar esta ciudad de Sevilla al hecho de haber sido el principio y el final de aquella epopeya de Magallanes y Elcano, aquella que dio origen a la globalización, aquella que es conocida, valorada y famosa en todo el orbe… ! ¡Aquella que los guionistas de Hollywood creen hoy que se recordará y seguirá siendo un símbolo global hasta en el siglo XXVIII…!

¡Que pena!.

Cuidado con vestirse de verde para salir por televisión…

Sabemos que las telas de cuadros, en trajes o en corbatas, dan problemas en televisión. Lo sabemos. Pero son problemas visuales, debidos a los condicionantes de la imagen electrónica.

Hay algo peor: los colores que pueden dar lugar a manipulaciones de imagen.  El verde es el más común, porque puede extraerse y en su espacio incrustarse otra imagen. El efecto croma.

Eso lo saben los profesionales del medio, que evitan estos tejidos y colores, y deberían saberlo quienes a menudo se ponen antes las cámaras aunque, como hemos podido ver en el vídeo, no es siempre así.

Tomen ustedes nota, si es van a poner a tiro y que piensan que pueden ser objeto de bromas o de sátiras…

Anunciar el uso de un lavavajillas desinfectante como anticonceptivo sin decirlo expresamente…

Eso era Lysol hace algunas décadas: un desinfectante orientado a la limpieza doméstica que fue objeto de una reconstrucción de marca tremenda.  Lysol se vendía y se publicitada en las más variadas publicaciones también para su uso en la “higiene femenina”, con un discurso que aludía a la limpieza y el buen olor genital.  Pero en realidad se trataba de un eufemismo: en unos Estados Unidos en los que estaba prohibido el control de la natalidad, Lysol se usaba como anticonceptivo, recomendándose su uso como lavado tras el coito…

Este vídeo, que me sorprendió en su día, lo cuenta.  Muy visual, pero en inglés…

La medicina, que al principio calló, y la aparición en los 60s de los anticonceptivos legales, finalmente acabaron con este llamativo uso.

Lysol sigue hoy vendiéndose, aunque ahora para sus fines naturales, como Mistol y tantos otros.

El reto de saber aprovechar el V Centenario de la Primera Vuelta al Mundo desde #Sevilla

Dentro de un par de años se cumplirán los 500 desde que partió de Sevilla la expedición que verificó, entre otras cosas, que la Tierra es redonda, sus recursos son finitos y hay una sola especie humana que la gobierna en todo el orbe: la expedición Magallanes-Elcano tuvo ante sí, de manera empírica, la primera visión global del mundo en que vivimos.

No es un asunto doméstico: es global. Entre 2019 y 2022 España conmemorará esa trascendente hazaña y, para ello, en los últimos meses, se ha puesto en marcha la máquina del Estado, creando una comisión nacional para el caso e iniciando la creación de comisiones ministeriales específicas, introduciendo beneficios fiscales ya en los presupuestos de 2017 y encargando a sus distintos departamentos la planificación de acciones al respecto. Podría parecer demasiado tarde, pero no lo es. Todavía…

En Sevilla, ya en 2007, la sociedad civil se movió para proponer un modelo de conmemoración que, yendo más allá de la justa memoria, sea capaz de producir verdaderas oportunidades de desarrollo y proyección para nuestra tierra y sus gentes. Con esta ciudad liderando la efeméride de la que fue protagonista principal.

Así nació la Iniciativa Ciudadana Sevilla 2019-2022, con la misión de provocar el escenario en el que reunir y promover el trabajo conjunto y en red de todas las partes interesadas. Un ejercicio de innovación social, pilotado por la Fundación Civiliter, en el que se lleva 10 años trabajando por una conmemoración que trascienda del papel y los acontecimientos festivos, que suponga un verdadero posicionamiento en lo global y una oportunidad de progreso y generación de riqueza. La sociedad civil desarrollando ideas, propuestas… persiguiendo una conmemoración global, humanista, positiva. Y, sobre todo, rentable en todos los aspectos posibles. Con poco respaldo tangible por parte de las autoridades locales y regionales que, hasta ahora, no parecen muy interesadas ni operativas con el acontecimiento…

Sin embargo el momento sigue siendo inmejorable. El mundo se está “psicoanalizando”: todos los escenarios de futuro se colocan en la franja 2020-2030. Es una época de cambios: una oportunidad -aún aprovechable si nos ponemos realmente a ello- para colocarnos en el discurso internacional, en la sociedad futura que ya va siendo presente.

La Tierra y la humanidad que la habita necesitan, en estos tiempos, de esfuerzos que faciliten la universalización del conocimiento y de las opciones, a la par que necesita el despertar de una nueva conciencia, ya avistada por algunos, que entienda nuestro mundo, y sus posibles extensiones hacia el espacio, como algo vivo, sensible y trascendente. Hay miles de posibles proyectos que desarrollar, miles de preguntas que hacerse, miles de necesidades que cubrir. Y Sevilla, como origen y final de aquella trascendente epopeya, puede ser el escenario, el símbolo que visualice todo ese proceso global.

Sólo quedan dos años para la gran prueba. No es mucho tiempo pero no hay que desesperar. En menos tiempo, entre 1517 y 1519, Magallanes consiguió el apoyo de la Corona en el siglo XVI, reunió la financiación necesaria y montó la armada que habría de llevar a cabo esta gesta histórica, global y esencial para comprender el mundo que vino después y hasta hoy.

Aún podemos hacer cosas, muchas, las que nos propongamos seria y eficientemente: todas. Menos perder el tiempo…

La religión cuenta como nota, ¿pero alguien se toma en serio la evaluación de la asignatura?

La gente tiene en general una idea tan simple como errónea de la asignatura de religión en la escuela, considerándola algo sin más contenido que el de su efecto social o de confirmación de pertenencia a cierto grupo social mayoritario.  Una “maría”, vamos.

Sin embargo es ahora, por obra y gracia de nuestro Congreso de los Diputados, una asignatura que puntúa en el currículum y su nota cuenta, por ejemplo, para la selectividad.  Así pues, su cometido no es dar un mero servicio social, ciertamente muy demandado, sino desarrollar determinados conocimientos” y competencias que deben responder a una metodología didáctica y ser evaluable de acuerdo con ciertos parámetros.

Cada cual con su conciencia: no entraré en si debe haber o no haber asignaturas basadas en creencias o construidas sobre contenidos indemostrables, pero si las hay deben ser tratadas igual que las demás asignaturas…

Sobre esto sí que quiero llamar la atención: sobre su dudosa evaluación. Si hay un plan didáctico, si el alumnado debe alcanzar determinados objetivos y si sobre ellos es sobre lo que debe evaluarse seriamente dicha asignatura, veo tela de complicado que haya muchos chavales que aprobarán la asignatura de religión en España, de acuerdo con el “currículo de la enseñanza de Religión Católica de la Educación”, elaborado por le Conferencia Episcopal -que en esto sustituye al Estado- y publicado en el BOE.

Si quieren entretenerse un rato, echen un vistazo a dicho currículo, sobre todo a la parte final, la de “contenidos, criterios de evaluación y estándares de aprendizaje evaluables” y díganme si conocen a muchos niños o niñas capaces de sacar una buena nota en un examen serio de la materia.  Prueben con su entorno si les apetece jugar o con ustedes mismos…

Y no vale engañarse de antemano: todos sabemos por los hechos que, usando palabras de la chavalería que tengo  más cercana, “en religión no hay que estudiar y siempre se saca buena nota… y en ética si que hay que trabajar…”

Y lean si quieren los currículos de las demás religiones, que son por el estilo…

Saber trabajar con nuevas ideas para la #innovacion en lo público

Como dice la gente de Nesta, “Las nuevas ideas son clave para el progreso humano, la prosperidad y la felicidad. En un mundo que cambia rápidamente, necesitamos nuevas ideas para afrontar los grandes desafíos que enfrentamos y capacitar a la gente para dar forma al futuro”.

Lo que pasa es que a las estructuras públicas, por su falta de agilidad y escasa eficacia, les cuesta trabajo no sólo facilitar la incorporación de nuevas ideas a sus análisis y procesos sino, incluso, su detección.

La innovación en la administración pública es tan imposible como imposible es que, desde su lógica, se acepte que la cooperación -la cooperación real, se entiende, no la propagandística…- es la única vía: la cooperación con la sociedad civil, con sus organizaciones pero también con sus individuos.

Para eso hay que cambiar actitudes y desarrollar ciertas habilidades.  En Nesta han preparado este cuadro, para ir orientándose…

 

 

Mmmm

« Siguientes entradas